Santiago Grijalva conversó con los miembros de Cafés con letras el pasado jueves 15 de junio en la radio de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, a raíz de su reciente libro Arreglos para la historia. Esta publicación es su segundo poemario y forma parte de la colección Líneas de “El Ángel Editor”.

Grijalva cree que “hay tres tiempos para una publicación: el primero en que un poeta empieza a escribir algo sin saber lo que va a pasar. Se enfrenta a una hoja en blanco y empieza a escribir. Deja que su mano se guíe por el pulso cardíaco. Y lo hace como un acto catártico. Si se queda allí, se podría pensar que es un acto onanista”. El segundo paso es cuando “busca a alguien que lo lea, que mire si lo que se quiso decir en un primer momento está claro”. El tercer y último paso “termina en el lector”.

Afirma Grijalva que “el poema es un animal vivo que dicta si quiere seguir siendo alimentado o si quiere quedarse allí”. Agrega que “hay veces en que uno se empecina en salvar un poema, pero hay que dejarlo porque todavía no es el tiempo”. El poema, a veces, incluso, golpea el cajón donde el poeta lo había guardado y le recuerda su presencia.

En Arreglos para la historia hay dos tiempos: en la primera etapa el poeta recuerda mucho la infancia, el temor a la muerte, los familiares que se han ido, que no conoció. En la segunda parte, hay una reivindicación del tiempo. El poeta habla del presente. Se habla de una historia que va ocurriendo día a día, que se acomoda, que se arregla.

“Un garabato se convierte en verso cuando se anda con la persona correcta”, afirma este poeta ibarreño.

Escucha la entrevista completa aquí:

https://mx.ivoox.com/es/player_ej_19311288_4_1.html?c1=ff6600

 

Anuncios