Christian Zurita, comunicador social y poeta, habló ayer en Cafés con letras de obra Siempre fue la lluvia. La publicación forma parte de la colección Opera Prima de El Ángel Editor.

Este escritor se convirtió en poeta cuando descubrió, leyendo a Ortega y Gasset, la transmigración del alma, la empatía real, “lo que comúnmente llamamos ponerse en los zapatos de los demás”; es poeta desde que descubrió “esa sensibilidad hacia el otro”.

Siempre fue la lluvia es un texto cuya materia prima es el afecto, el amor inteligente, el tiempo y también la insurgencia.

Zurita es creyente, en sus poemas habla de Dios, pero no se considera un poeta místico.

Piensa este escritor quiteño que el fin último de todo ser humano es la trascendencia. “El camino de la trascendencia solo se lleva a cabo con la autenticidad, con la plenitud de la vida y es muy difícil porque, en resumen, es estar a la altura de las palabras que uno profesa”. Cree que, generalmente, la gente hace las cosas porque sí. Vivir por vivir es una opción de vida, pero no hay plenitud en ello.

Este autor combina el verso libre y la métrica en sus poemas. No considera la métrica una atadura, sino que ve en ella posibilidades musicales.

El modernismo, y concretamente la voz de Ruben Darío, tiene una influencia decisiva en Siempre fue la lluvia.

Escucha aquí la entrevista completa:

https://mx.ivoox.com/es/player_ej_19438906_4_1.html?c1=ff6600

 

Anuncios